Industrial Law
ESTATUTO EN ESPAÑOL

ACADEMIA INTERAMERICANA DE DERECHO INTERNACIONAL Y COMPARADO

ESTATUTO

PREAMBULO

El Curatorio por Acuerdo adoptado en fecha 02 de julio del año 2011 en la reunión celebrada en la ciudad de Veracruz, México, ha aprobado la reforma integral del Estatuto de LA ACADEMIA en los términos establecidos en el presente instrumento.

CAPÍTULO I

CONSTITUCIÓN, DOMICILIO, OBJETO, Y DURACIÓN

Art.1º.- LA ACADEMIA INTERAMERICANA DE DERECHO INTERNACIONAL Y COMPARADO, en adelante LA ACADEMIA, es una organización internacional no gubernamental, sin fines de lucro.

LA ACADEMIA fue creada por Acuerdo Nº 20 del Consejo de la Federación Interamericana de Abogados – FIA en la primera Conferencia Interamericana de Abogados realizada en La Habana, Cuba el año 1941. Desde su fundación ha tenido cuatro sedes: La Habana, Cuba (1941-1962), Lima, Perú (1963-1973), Río de Janeiro, Brasil (1973-1987), Buenos Aires, Argentina (1987-2007).

Art. 2º.- LA ACADEMIA tiene su domicilio en la ciudad de Washington, D.C. Estados Unidos de América.

Por decisión única de su Directorio y para la realización de programas académicos específicos o proyectos de duración determinada, LA ACADEMIA podrá constituir centros académicos en las distintas ciudades del hemisferio occidental u otras ciudades del mundo. El Directorio fijará las condiciones y reglamentará las actividades a desarrollarse, incluso designará al Director o Directores responsables y sus atribuciones.

Art. 3º.- El objeto social de LA ACADEMIA es el estudio y fortalecimiento del Derecho Internacional y Comparado; especialmente, el que concierne a los intereses de los países del hemisferio occidental en aras a la mayor aproximación y comparación jurídica entre dichos países y a la búsqueda de la armonía legislativa de sus pueblos.

Asimismo, LA ACADEMIA tiene por finalidad el desarrollo y la armonización del derecho en todos los países de América.

Art. 4º.- Para el cumplimiento de sus fines, LA ACADEMIA desarrollará, en estrecha colaboración con la Federación Interamericana de Abogados u otros organismos internacionales de la abogacía o instituciones académicas, programas y proyectos de actividades científicas, docentes y de colaboración con organismos internacionales o gobiernos respecto a la implementación de procesos de armonización legislativa y/o el planteamiento de leyes uniformes para los países de América, que comprenderán:

a) La organización de cursos, seminarios, congresos, diplomados y similares en materia de Derecho Internacional Público o Privado o Económico, así como de Derecho Comparado dirigido a los estudiantes de derecho y de ciencias políticas o negocios internacionales, así como a los graduados de los distintos países de América o cualesquiera otro país que acuerde el Directorio.

b) La organización de actividades de investigación y de seminarios para el estudio de la teoría y la práctica jurídica, la legislación y la jurisprudencia de los países de América.

c) La publicación en libros, revistas o en cualquier otro soporte informativo de los cursos, conferencias, trabajos de investigación, seminarios, congresos, diplomados y de los resultados de cualesquiera otra actividad académica que realice LA ACADEMIA como tal o bajo su patrocinio o auspicio.

d) La convocatoria de reuniones científicas para el debate o discusión de temas de Derecho Internacional o Comparado, especialmente de aquellos que ofrecen particular interés para los países de América.

e) La colaboración con otras instituciones, mediante acuerdos o convenios, que coadyuven a la consecución de sus fines.

f) La realización de estudios y/o trabajos de su objeto que le encomiende la Federación Interamericana de Abogados u otros organismos internacionales de la abogacía o instituciones académicas o de gobierno.

g) La asesoría y consultoría internacional a instituciones y gobiernos de los distintos países de América.

h) La mediación, conciliación y arbitraje administrado en materia de derecho internacional.

i) La emisión de dictámenes en materia de derecho internacional que sean requeridos por instituciones públicas o privadas de los países de América.

Art 5º.- LA ACADEMIA podrá establecer relaciones de colaboración con otras instituciones de finalidades semejantes. Los pactos correspondientes serán establecidos y aprobados por acuerdo del Directorio.

Art. 6º.- LA ACADEMIA podrá reconocer como instituciones correspondientes a aquellas que persigan los mismos fines institucionales de LA ACADEMIA. El Directorio aprobará los convenios respectivos.

Art. 7º.- LA ACADEMIA colaborará como órgano técnico de consulta, conforme a su objeto, con las personas físicas o jurídicas de Derecho público o privado, incluso Estados y Organismos internacionales y supranacionales. La aceptación de cada encargo, o de vinculaciones temporales o indefinidas para dichas colaboraciones, será decidida por el Directorio; el que determinará, en cada caso y según requiera el asunto:

a) La designación de una o más personas para atender el encargo o

b) El nombramiento de una comisión.

Art. 8º.- Para el cumplimiento de sus fines, LA ACADEMIA podrá disponer de sus bienes y rentas, que estarán constituidos por los provenientes de:

a) Las contribuciones, honorarios, subvenciones y donaciones de personas físicas y jurídicas, así como de Administraciones públicas y Organismos internacionales y supranacionales, que se generen como consecuencia de su actividad.

b) Las contraprestaciones económicas que se establezcan por los servicios prestados por LA ACADEMIA o las participaciones de ésta generados por las actuaciones bajo su patrocinio.

c) Los precios y derechos de publicaciones de su autoría, edición o colaboración.

d) Las rentas que generen sus bienes y derechos propios.

Art. 9º.- El plazo previsto para la duración de LA ACADEMIA es indeterminado.

CAPÍTULO II

ÓRGANOS DE LA ACADEMIA

Art. 10º.- Los órganos de LA ACADEMIA son el Curatorio, el Directorio y la Junta de Académicos.

Título I El Curatorio

Art. 11º.- El Curatorio es el órgano supremo de LA ACADEMIA, al cual se le confieren los más amplios poderes para resolver sobre la organización de LA ACADEMIA, su funcionamiento y economía, así como sobre cualesquiera asunto previsto en este estatuto. El Curatorio conocerá, en todo caso, de las impugnaciones que los miembros de LA ACADEMIA efectúen contra las resoluciones de primera instancia de cualquiera de los órganos de ésta.

Art. 12º.- El Curatorio está integrado por quince (15) miembros del Consejo de la Federación Interamericana de Abogados, designados para un periodo de cuatro (04) años; y, ex officio, por el Presidente de LA ACADEMIA, por el Presidente de la Federación Interamericana de Abogados, por el Presidente de la Fundación Interamericana de Abogados y por el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos – OEA o por la persona que este designe en su representación.

Art 13º.- El Curatorio deberá reunirse por lo menos una vez al año para examinar el trabajo y el desenvolvimiento de LA ACADEMIA y su situación general.

Art 14º.- El quórum para las reuniones del Curatorio, es el de la mitad mas uno de sus miembros. Los acuerdos serán adoptados por la mayoría de los miembros presentes.

Art 15º.- Compete al Curatorio:

a) Aprobar las directrices de las actividades de LA ACADEMIA.

b) Designar por el término de cuatro (04) años al Presidente de LA ACADEMIA y demás miembros del Directorio.

c) Aprobar el Reglamento con las limitaciones impuestas por este estatuto.

d) Aprobar la modificación parcial o integral del estatuto.

e) Aprobar las cuentas de LA ACADEMIA y

f) Resolver cualquier otro tema no previsto para el Directorio.

Título II

El Directorio

Art. 16º.- El Directorio es el órgano de dirección y administración de LA ACADEMIA.

Art. 17º.- El Directorio está constituido por seis (06) miembros, designados por el Curatorio de entre sus miembro. Podrá contar con el apoyo de asesores especialmente designados por el Directorio.

Art. 18º.- El plazo de duración de los cargos del Directorio es de cuatro años. En caso que por cualquier motivo no se realizase la elección del Directorio, éste continuará en funciones hasta su renovación.

Art. 19º.- El Directorio está integrado por los cargos siguientes: un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un Tesorero y dos Vocales. En ningún caso podrán ser designadas para el desempeño de estos cargos personas jurídicas ni colectividades con o sin personalidad jurídica.

Art 20º.- El Presidente del Directorio, que será el de LA ACADEMIA y del Curatorio, presidirá los actos del Directorio y los actos académicos en los que se halle presente, solo o junto con las autoridades de su Directorio; supervisando las actividades de la Institución. El Presidente de LA ACADEMIA presentará al Curatorio los informes de actividades y las memorias de LA ACADEMIA; ejercerá la representación legal de ésta, que podrá delegar ad hoc en cualquier otro miembro del Directorio, y tendrá voto de calidad o dirimente.

Art 21º.- El Vicepresidente del Directorio, que será el de LA ACADEMIA, sustituirá al Presidente en caso de ausencia, cese o impedimento de éste. Vacante la Presidencia, la asumirá interinamente el Vicepresidente hasta la conclusión del mandato presidencial según el plazo de su designación o hasta la designación del nuevo Presidente.

Art 22º.- El Secretario del Directorio, que será el de LA ACADEMIA, tendrá a su cargo la actas del Directorio y de la Junta de Académicos, la documentación general de LA ACADEMIA salvo la de custodia del Tesorero; expedirá las certificaciones académicas y las demás del tráfico propio de la Institución y llevará el archivo; junto con las demás funciones propias de su cargo; y sustituirá al Vicepresidente en caso de ausencia, cese o impedimento de éste.

Art 23º.- El Tesorero del Directorio, que será el de LA ACADEMIA, custodiará los libros y documentos de carácter económico de LA ACADEMIA, supervisará los ingresos y gastos y propondrá los gastos, pagos y libranzas de cualquier índole, que suscribirá personal y conjuntamente con el Presidente o con quien haga las funciones de éste; elaborará el presupuesto anual de ingresos y gastos y la rendición de cuentas de cada ejercicio; así como informará al Directorio de la situación económica y patrimonial de LA ACADEMIA y de las anomalías que en las mismas observe, en su caso. La función de pagos y libranzas será delegable tanto por el Presidente como el Tesorero, pero ambos deberán aplicar un diligente control sobre el uso que se efectúe de sus respectivas delegaciones. El Tesorero sustituirá al Secretario en caso de ausencia, cese o impedimento de éste; siendo sustituido, a su vez, por el vocal de más edad de entre los Vocales Directores integrantes del Directorio. Art 24º.- Los demás Vocales Directores participarán en la toma de decisiones colegiadas del Directorio y asumirán las funciones de delegación o representación que éste les confiera y ellos acepten.

Art 25º.- El Directorio se reunirá presencialmente cuando sea convocado por el Presidente, a iniciativa propia o de un número de sus integrantes no inferior a la quinta parte de los mismos.

Podrá sesionar en forma no presencial.

La convocatoria a sesión presencial del Directorio habrá de ser comunicada con una antelación no inferior a treinta días y podrá tener lugar en el lugar previamente establecido, pudiendo coincidir con las conferencias interamericanas o reuniones de Consejo de la Federación Interamericana de Abogados. El orden del día de la sesión presencial se comunicará a los convocados por el Secretario, previa autorización del Presidente. La falta de comunicación del orden del día será subsanable efectuando dicha comunicación antes del inicio de la sesión presencial.

Podrán realizarse sesiones no presenciales, de naturaleza virtual, mediante cualquier medio tecnológico que permita comunicar a los integrantes del Directorio, tales como, pero no reducido a estos, la teleconferencia, skype, comunicación en línea mediante internet u otros. La convocatoria a las sesiones no presenciales se hará con una anticipación no menor de siete días calendario haciéndose constar en el acta respectiva la fecha, la hora de inicio y de conclusión de la sesión, el nombre de los participantes, los acuerdos adoptados con indicación del sentido de los respectivos votos y el medio utilizado para su realización. El acta así emitida será suscrita por el Presidente y el Secretario y se comunicará a todos los miembros del Directorio y a la Secretaría General de la Federación Interamericana de Abogados. .

Art 26º.- Compete al Directorio, como órgano colegiado:

a) Aprobar los presupuestos generales de ingresos y gastos de LA ACADEMIA.

b) Fijar el importe de las matrículas, precios y contraprestaciones de toda índole por los servicios, actuaciones y publicaciones de LA ACADEMIA.

c) Contratar y despedir al personal de LA ACADEMIA y fijar las condiciones de su contratación y despido.

d) Autorizar los honorarios, gratificaciones y dietas a percibir por empleados, profesores, conferenciantes y técnicos.

e) Aceptar o rechazar donaciones y subvenciones.

f) Delegar, a las personas que escoja, los poderes de funciones concretas que tenga por convenientes, sin que esta delegación pueda ser nunca general ni abstracta.

g) Ejercer, por sí o confiriendo delegación a terceros, todos los poderes de administración con respecto a los bienes muebles e inmuebles de LA ACADEMIA y sus derechos económicos, incluso los de compraventa, hipoteca y cualesquiera otros que supongan adquisición, cesión o limitación del dominio, con las más amplias facultades; y con la facultad expresa de hipotecarlos o constituir sobre ellos cualquier otra garantía real; así como constituir y liberar servidumbres sobre los mismos; asumir obligaciones y contraer compromisos sin limitación y sin perjuicio de las facultades de control, supervisión y decisión que se confiere por este estatuto al Curatorio.

h) Determinar las instituciones bancarias o de crédito en que deban de ser depositados los fondos de LA ACADEMIA, y las personas autorizadas para la emisión de órdenes y libramientos de pago; todo ello, a propuesta del Tesorero.

i) Emitir y aprobar los informes de gestión para el Curatorio.

j) Fijar el plan de actividades académicas.

k) Aprobar la designación de entidades correspondientes y la constitución de acuerdos de colaboración con cualesquiera personas y entes públicos y privados en aras al cumplimiento del objeto social de LA ACADEMIA.

l) Aceptar o rechazar encargos propios de su objeto social.

m) Nombrar académicos de número, correspondientes y honorarios y revocar sus nombramientos en los supuestos previstos en este Estatuto o su reglamento.

n) Aprobar sus propios reglamentos de orden interno.

o) Nombrar los centros académicos en los países de América y de otros países fuera del hemisferio occidental.

p) Supervisar la actuación de los centros académicos y de los órganos de éstos.

q) Establecer las normas generales de las actividades académicas y dirigir el funcionamiento de la oficina académica.

r) Cualquier otro asunto no previsto expresamente para el Curatorio.

Título III

La Junta de Académicos

Art. 27º.- La Junta de Académicos, constituida por los Académicos de número, se reunirá sólo presencialmente, convocada por el Presidente, a instancia propia de éste, o por acuerdo del Directorio, o a petición de un número de académicos no inferior a la quinta parte del total de los mismos. Podrá reunirse en cualquier lugar, mediante comunicación del Secretario conforme a la convocatoria del Presidente. La comunicación deberá efectuarse con preaviso no inferior a noventa días naturales y contendrá necesariamente el orden del día de la reunión, que se celebrará en única convocatoria.

Art. 28º.- La Junta de Académicos actuará como órgano consultivo del Directorio o del Curatorio para cualquier asunto relativo al programa académico de la Institución y recibirá, cuando corresponda, el discurso de investidura de los nuevos Académicos; además de constituirse para las demás solemnidades académicas a las que sea requerida por el Directorio. La participación en las actividades de la Junta de Académicos será siempre voluntaria para sus miembros. Las sesiones de la Junta de Académicos no están sometidas a periodicidad de ninguna clase.

CAPITULO III

LOS ACADÉMICOS

Art. 29º: Los miembros de LA ACADEMIA, designados como Académicos, serán de tres categorías:

a) De número.

b) Correspondientes.

c) Honorarios.

Art. 30º.- Sólo podrán ser Académicos de número las personas físicas que ostenten cualesquiera de las siguientes condiciones:

a) Ser, o haber sido alto funcionario de una organización, profesor de Derecho, de reconocido prestigio, de antigüedad profesional mayor de cinco años y con categoría no más baja de la inmediata inferior a la de catedrático, en cualquier universidad legalmente habilitada para la expedición de títulos de grado en Derecho.

b) Pertenecer, o haber pertenecido, al Servicio Exterior, con categoría no inferior a ministro de Embajada.

c) Ser, o haber sido, alto funcionario de Organización internacional de Derecho público.

d) Ser jurista de reconocido prestigio.

e) Ser, o haber sido, Presidente de alguna de las instituciones filiales de la Federación Interamericana de Abogados, o de ésta; o miembro del Consejo de la misma.

Art. 31º.- El nombramiento de Académico de número por concurrencia de alguna de las condiciones de los apartados a), b), c) o d) del artículo anterior, se efectuará por votación del Directorio, a propuesta de no menos de dos de sus miembros. La designación tendrá en cuenta que concurran muy altas cualidades en el candidato, sin que el mero hecho de cumplir las condiciones del artículo anterior confiera derecho alguno al candidato a ser nombrado Académico.

Art. 32º.- El Directorio podrá establecer cuotas a los Académicos de número, para contribuir al sostenimiento de las actividades de LA ACADEMIA. En ningún caso podrán establecerse cuotas a los Académicos honorarios ni a los correspondientes.

Art. 33º.- El Directorio podrá conferir el nombramiento de Académico honorario, con carácter excepcional, a las personas físicas o jurídicas en quienes concurran altas cualidades personales o profesionales o institucionales cuyo reconocimiento por LA ACADEMIA contribuya al propio prestigio de ésta o al mejor cumplimiento de su objeto social. El número de Académicos honorarios no podrá ser, en ningún momento, superior a una cuarta parte del número de Académicos de número.

Art. 34º.- El Directorio podrá otorgar la cualidad de Académicos correspondientes, con carácter vitalicio o sometido a la duración del cargo por el que sean nombrados, o a las condiciones de reciprocidad que en su caso se establezcan en el nombramiento, a las personas físicas que ostenten condición de Académicos efectivos en instituciones análogas a LA ACADEMIA o que persigan fines concurrentes o realicen actividades análogas a las de ésta; al objeto de intercambiar información o facilitar la relación entre una y otra instituciones.

Art. 35º.- La cualidad de Académico de número y la de Académico honorario serán vitalicias, pero podrán ser revocadas si el Directorio, considerase que concurre causa de indignidad en el sujeto que las ostenta.

Art. 36º.- Los Académicos de cualquier categoría podrán dimitir libremente, solicitando su baja como miembros de LA ACADEMIA.

Art. 37º.- Los Académicos de número que no cumplan con las obligaciones económicas que LA ACADEMIA tenga establecidas para ellos, quedarán automáticamente suspendidos, con el efecto de no poder participar en las actividades académicas a título de Académicos ni ser informados de las actividades académicas ni gozar de las prestaciones a que sean acreedores por su cualidad de Académicos de número. Esta situación de suspensión cesará, también automáticamente, cuando la persona regularice su situación académica abonando los atrasos; pero, con efectos desde la regularización.

Art. 38º.- El Directorio podrá establecer los honores, emblemas y cualesquiera signos de reconocimiento que correspondan a cada categoría académica. En el caso de

emblemas, medallas y diplomas individuales, podrá fijar una tasa, no superior al costo material del objeto, a cargo del propio Académico receptor de los mismos. La adquisición de estos distintivos no es obligatoria ni su carencia limitará en ningún modo el ejercicio de los derechos académicos.

CAPÍTULO IV

MODIFICACIÓN ESTATUTARIA

Art. 39º.- La modificación estatutaria será acordada por el Curatorio, a propia iniciativa o a propuesta, no vinculante, del Directorio.

CAPÍTULO V

DISOLUCIÓN DE LA ACADEMIA

Art. 40º.- LA ACADEMIA se disolverá por imposibilidad de cumplimiento de su objeto o por cualquier otra justa causa apreciada por el Curatorio. A su disolución, la documentación y el patrimonio social pasarán a disposición de la Federación Interamericana de Abogados; quien les dará el destino que corresponda.

DISPOSICIÓN FINAL

Única: El presente estatuto entrará en vigor al día siguiente de su aprobación por el Curatorio.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Única: Queda derogado el estatuto de LA ACADEMIA de 1975, incluso sus modificaciones posteriores y cualesquiera otra norma interna que se oponga al presente estatuto.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera: Se faculta expresamente al Presidente actual de LA ACADEMIA, Doctor Raúl Lozano Merino, para que, por sí o mediante las delegaciones que tenga a bien otorgar el mismo en favor de terceros, cumplimente los trámites y actuaciones de toda índole a que haya lugar para la legalización y plena eficacia del presente estatuto frente a todos, en aras al pleno ejercicio de la personalidad jurídica que corresponda a LA ACADEMIA; pudiendo otorgar cuantos documentos públicos y privados se requieran al efecto y subsanando los impedimentos que limiten la legalización.

Segunda: Los idiomas oficiales de LA ACADEMIA serán inglés, español, portugués y francés.

Habrá una traducción oficial de los Artículos de Incorporación y de este Estatuto en los cuatro idiomas oficiales. El nombre de la Academia en inglés es “Inter American Academy of International and Comparative Law”; el nombre de la Academia en español es “Academia Interamericana de Derecho Internacional y Comparado”; el nombre de la Academia en portugués es “Academia Interamericana de Direito Internacional e Comparado”; y el nombre de la Academia en francés es “Académie Interaméricaine de Droit International et Comparé”.

Todos los documentos oficiales y las resoluciones de la Academia podrán ser distriubidos en cualquiera de los idiomas oficiales, a pedido de los miembros, si es que la situación financiera de la Academia así lo permite. Como mínimo, se imprimirán y distribuirán en inglés y en español.