Breve Historia

Academia Interamericana de
derecho Internacional y comparado

La génesis de La Academia data de 1936 cuando en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, se reunió la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz, dentro de cuyos trabajos se expidió la resolución XVIII, que recomendó:

Que en cuanto sea posible, se funde, con bases adecuadas, la Academia Americana de Derecho Internacional siguiente el ejemplo de la Academia de Derecho Internacional de la Haya, esperándose que el establecimiento en América de una academia similar reporte frutos análogos, estableciéndose las condiciones que permitan facilitar este acceso a favor de los nacionales de los países americanos.

El 16 de Mayo del año 1940 en la ciudad de Washington D.C., USA, durante las actividades del Octavo Congreso Científico Americano se creó la Federación Interamericana de Abogados  – FIA y, en el año 1941 la Federación en su primera conferencia, realizada en La Habana, Cuba, por Acuerdo N° 20 resolvió fundar la Academia Interamericana de Derecho Comparado e Internacional. Luego variaría su nombre por el actual.

El 16 de Mayo del año 1940 en la ciudad de Washington D.C., USA, durante las actividades del Octavo Congreso Científico Americano se creó la Federación Interamericana de Abogados  – FIA y, en el año 1941 la Federación en su primera conferencia, realizada en La Habana, Cuba, por Acuerdo N° 20 resolvió fundar la Academia Interamericana de Derecho Comparado e Internacional. Luego variaría su nombre por el actual.

Desde su inicio, el Gobierno y la administración de la Academia fueron atribuidos a un Curatorio y a un Directorio que hace las veces Consejo de Administración.

En sus inicios, fueron elegidos Presidente y Director de la Academia, respectivamente, los doctores Georges Finch y Ernesto Dihigo. Es de resaltar que la Academia en su primera etapa en La Habana, Cuba, tuvo una amplísima actividad académica con importantes publicaciones y cursos, que siguieron el modelo de la Academia de Derecho Internacional de la Haya.

Fue una verdadera etapa de prestigio en la que juristas muy destacados como los ya mencionados Finch, Dihigo y otros como Brown Scott, Antonio Sánchez de Bustamante, James Oliver Murdock, Manuel Fernández Supervielle, Víctor M. Lascano, Haroldo Valladao, Ricardo J. Alfaro, Carlos Sánchez Mejorada, Camilo de Brigard Silva, Víctor Andrés Belaunde, etc, lograron constituir a la Academia como un centro de estudios superiores de promoción y estudio del derecho internacional y comparado, habiéndose organizado numerosas actividades entre las que hay que destacar los cursos anuales de La Habana que han sido publicados en ocho (8) tomos de 1945 a 1960 y los notables debates de mesa redonda publicados en dos (2) tomos de 1947 a 1951, con participación de los más destacados juristas de derecho internacional de los distintos países del continente.

En el año 1963 la FIA aprobó la recomendación de diversos juristas en el sentido que la sede de la Academia fuere trasladada a la ciudad de Lima, Perú, lo cual fue así decidido.

Entonces, los Estatutos de la Academia tuvieron una reforma integral y fueron aprobados por el Gobierno del Perú, siendo elegido Presidente el jurista, Dr. Andrés Aramburú Menchaca.

El Dr. Aramburú en su discurso de toma de posesión del 05 de Diciembre de 1964 anunció la reactivación de los trabajos de la Academia en cooperación con la Universidad Mayor de San Marcos, concordando con recomendaciones de las Conferencias Federación Inter Americana de Abogados en Bogotá y Panamá, referidas a convertir la Academia en una universidad internacional.

Con el concurso de la Universidad de San Marcos se organizaron diversos seminarios y cursos sobre Derecho Comparado e Internacional cuyos trabajos se encuentran publicados en las revistas de dicha universidad.

En 1973 la Academia trasladó su sede a la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, y con el apoyo y la decidida participación de los juristas brasileros, el profesor Dr. Nehemias Gueiros, miembro de UNCITRAL – CNUDMI, del también jurista – internacionalista Dr. C.A. Dunshee de Abranches y del eminente académico profesor Haroldo Valladao, la Academia entro en una etapa expansiva junto con el Instituto dos Advogados Brasileiros, IAB. (la Institución Jurídica más antigua de América)

Se aprobó un nuevo Estatuto, el mismo que con dos modificaciones rigió hasta el año 2011

Durante su etapa en Rio de Janeiro, Brasil, la Academia cobraría gran impulso, trabajando entusiastamente al lado del Comité Jurídico Interamericano – CJI- de la Organización de Estados Americanos -OEA. Cabe recordar que el Comité Jurídico Interamericano tiene su sede en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil.

La Academia y el Comité Jurídico Interamericano -CJI-trabajaron juntos en la organización de los cursos anuales de Derecho Internacional -los más antiguos e importantes después de los de la Haya (en esa época dio la feliz coincidencia de propósitos y el hecho que profesor Haroldo Valladao fue al mismo tiempo Presidente de la Academia y Presidente del Comité Jurídico Interamericano de la OEA.

Por iniciativa de su Presidente, el profesor Haroldo Valladao, la Academia enarboló sus actividades bajo la divisa de:

Pro Iustitia et lure

En hermosas palabras del profesor Valladao en su discurso inaugural expresó respecto a esta divisa:

“Primero es la justicia que es siempre, actual, dinámica y viva… después el derecho que muchas veces es estático, es historia, es pasado”

En palabras del Embajador, Don Reynaldo Galindo Pohl, Presidente entonces del Comité Jurídico Interamericano de la OEA al expresar su saludo en el acto de instalación de la presidenta de la Academia de Don Haroldo Valladao:

“Concebida la Academia Interamericana para promover y coordinar los esfuerzos de todos aquellos que en plano del estudio y de la práctica se empeñan en someter las relaciones internacionales a la medida del derecho, lo que equivale a poner esas relaciones dentro de los cauces de la previsión y la precisión, enlaza sus propósitos y su programa con los del Comité Jurídico Interamericano. Se explica, pues, el regocijo de los miembros del Comité por el establecimiento de ésta sociedad en Río de Janeiro, pues espera mantener con ella canales continuos de información y de colaboración”


“La Academia Interamericana se presenta por sí misma con su obra. Por su pasada actividad, en especial bajo la dirección de Don Ernesto Dihigo y Don Andrés Aramburú Menchaca, nuestro reconocimiento; por su futura actividad, nuestra esperanza y nuestro firme propósito de compartir esfuerzos. Esta Academia Interamericana es nuestra Academia; su propósito digamos – en otros términos, su ideal – es nuestro ideal”. (sic)

En 1987, dentro del seno de la Federación Interamericana de Abogados, se creó una comisión Ad Hoc integrada por los doctores Laercio Da Costa Pellegrino, L. Kos Rabcewicz Zubkowski, Elsa Roca de Salonen, Jorge Eduardo Pascual, Frank E. Nattier y Eduardo l. Gregorini  Clusellas, que formuló recomendaciones para reactivar la Academia y hacer posible de esta manera que prosiga con la herencia legada por extraordinarios juristas y grandes internacionalistas que vieron en la Academia a una institución promotora del derecho internacional y precursora delos grandes cambios jurídicos internacionales que experimentó el mundo.

Se eligió como Presidente al Dr. Eduardo L. Gregorini Clusellas quien estuvo a cargo de los destinos de la institución desde el año 1988. Durante esta etapa, la Academia tuvo una amplia actividad en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, donde se trasladó su sede. Durante su gestión se hicieron dos modificaciones al Estatuto, estableciéndose seis (06) centros académicos en las ciudades de Buenos Aires, Argentina; Lima, Perú; Río de Janeiro, Brasil; México D.F., México; Estados Unidos y Ottawa, Canadá.

En el año 2007, ante la renuncia del Presidente de la Academia, Dr. Eduardo L. Gregorini Clusellas, en la XLIII Conferencia Interamericana de la FIA realizada en México D.F., México, se eligió a sus nuevas autoridades. Como resultado de esta votación resultó electo Presidente de la Academia el Sr. Raúl Lozano Merino.

La actividad de la Academia continuó imparable y en 15 de noviembre de 2019, con motivo de la reunión de Consejeros de la Federación Inter Americana de Abogados en Asunción -Paraguay- y con la celebración simultanea del Seminario Internacional bajo el lema de la “Convencionalización y Constitucionalización de los Derechos” fue elegido un nuevo Curatorio de 15 Consejeros los cuales nombraron a su vez a las Autoridades del Directorio con su Secretario General electo al Dr. Antonio Tejeda Encinas -España

“Pro Iustitia et lure”
“Primero es la justicia que es siempre, actual, dinámica y viva… después el derecho que muchas veces es estático, es historia, es pasado”